Saltar al contenido
estilosdeliderazgo.org

Tolerancia

Tolerancia

Ser un buen líder y un buen empleado se demuestra tanto en los buenos como en los malos momentos. Cuando las opiniones, ideas o valores de los demás no coinciden con las propias, los líderes optan por la tolerancia.

Al ser una cualidad muy importante, nos adentraremos en este tema diciendo qué es la tolerancia, cómo se refleja en un buen líder y cómo aplicarla en la vida diaria.

¿Qué es la tolerancia?

La palabra tolerancia viene del latín y significa “soportar” o “aceptar”. Por ello, la tolerancia es la actitud de respeto que una persona tiene ante las ideas, opiniones, preferencias o acciones de los demás aun y cuando no coincidan con las propias.

La tolerancia va más allá de las diferencias individuales, pues se extiende al respeto y aceptación de un grupo hacia otro. Esta cualidad es fundamental para la convivencia social y es de hecho considerado un valor jurídico, pues permite la cultura democrática.

¿Cómo se refleja en un buen líder?

La tolerancia es parte del carácter de un líder de varias maneras. Por ejemplo, cuando los demás cometen un error el líder tolerante asume las responsabilidades del error, platica con la persona que lo cometió, le enseña cómo se debe hacer el trabajo para no caer en más equivocaciones, pero, sobre todo, escucha las razones por las cuales el empleado o compañero cometió tal error.

Además, un líder tolerante obtiene lo mejor de sus compañeros de trabajo, socios y empleados cuando escucha sus ideas y opiniones, específicamente en los casos en los que hay desacuerdos.

Uno de los retos más grandes de un buen líder es distinguir qué acciones debe tolerar y cuáles no.

La clave se encuentra en no tolerar acciones que dañen o perjudiquen la confianza en la empresa y en el líder, así como no tolerar aquellas cosas que dificulten el trabajo en equipo. Por ejemplo, no se debe tolerar a las personas que causan divisiones en la empresa, ni a las que le falten el respeto a sus compañeros o al líder.

Un líder con tolerancia se caracteriza por su capacidad para aceptar y reconocer que la diversidad de ideas es una fortaleza y no una desventaja. Los líderes tolerantes valoran que su equipo entienda la realidad de distintas maneras, pues eso le permite tener una mirada más completa sobre cualquier fenómeno. 

La tolerancia es uno de los valores que ayuda a los líderes a reconciliar la pluralidad de ideas que los demás le comparten, de manera tal que construye una explicación coherente de su realidad. 

Un líder que pone en práctica el valor de la tolerancia es una persona respetuosa con los demás, pero también se trata de alguien que exige que los demás respeten a sus compañeros.

Un líder de este estilo crea un ambiente de libertad y confianza para que cada quien se sienta seguro de expresar sus ideas, emociones, metas y perspectivas.

Ejemplo de un líder tolerante: Amílcar Cabral

Amílcar Cabral es un líder que guio a la independencia una zona de África, en específico Guinea Bissau y Cabo Verde, del poderío fascista de Portugal. 

El líder nació en 1921 en Guinea Bissau. Amílcar Cabral estudió ingeniería en Lisboa y desde muy joven se convirtió en un miembro importante del Partido Africano para la Independencia de Guinea y Cabo Verde. Asimismo, fue el fundador de la Asamblea Nacional del Pueblo de Guinea.

Una de las mayores preocupaciones de este líder africano era la educación, por lo que creó el Centro de Estudios Africanos. Su preocupación por la educación y por la independencia tenían un origen común, preservar la cultura de su país y luchar contra la intolerancia de los portugueses hacia diferentes maneras de ser.

Los colonialistas portugueses poco a poco desestimaban los valores y la cultura africana, lo cual contribuía a borrar la memoria colectiva africana. 

Al principio, Amílcar Cabral se esforzó por lograr una Independencia pacífica. En un primer momento solicitó a Portugal la Independencia de Guinea y Cabo Verde. Ya que Portugal denegó la petición, la sociedad comenzó a hacer manifestaciones, las cuales rápidamente escalaron a ser una lucha armada. 

Amílcar Cabral fue uno de los ideólogos más importantes del movimiento de Independencia, pero no solo eso, él también fue uno de los mejores estrategas de guerra. Sus maneras de organizar las fuerzas africanas derivaron en grandes victorias. Incluso, sus estrategias son consideradas como referencias militares. 

La influencia de Amílcar Cabral fue transcendental para lograr la independencia de estos países, lamentablemente el gobierno de Portugal lo asesinó en 1973 y por ello no vio el éxito de su movimiento.

La independencia de Guinea y Cabo Verde fue proclamada en 1974, casi un año después de la muerte del líder, un excelente ejemplo de tolerancia y la lucha por alcanzarla en todos los niveles.

¿Cuál es el opuesto a la tolerancia?

Lo opuesto a la tolerancia es la intolerancia y la discriminación. Estas consisten en hacer a un lado y rechazar a aquellas personas que no compartan nuestras ideologías, valores, prioridades y maneras de actuar.

La intolerancia permea en todas las esferas de la sociedad. Desde el ámbito privado cuando no se aceptan ideas distintas dentro de una misma familia o grupo de amigos, hasta un modo más público en el cual otras ideologías y políticas se perciben como irracionales.

La falta de tolerancia y la discriminación propician la injusticia y el favoritismo. Normalmente son causadas por la falta de apertura y por prejuicios. Las formas más extremas de intolerancia puede desembocar en violencia, por ejemplo, ataques hacia la diversidad de religiones, etnias, razas e incluso clases sociales. 

¿Cómo aplicarla en la vida cotidiana?

Para desarrollar una actitud más tolerante se puede hacer lo siguiente:

  • Empatizar con los demás, intentando entender por qué toman ciertas decisiones, es decir, ver las situaciones desde su perspectiva.
  • Preguntar directamente a las personas por qué piensan de esa forma, es decir, cuestiónalos pacíficamente sobre las razones de sus ideas.
  • No dar tanta importancia a las diferencias entre sí mismo y los demás, sino enfocarse en las similitudes.
  • Aprender sobre otras culturas y costumbres, de forma que se logre valorar las diferencias.
  • Cuando la actitud de otras personas sea molesta, dar un paso atrás, respirar e intentar no reaccionar de forma agresiva.

La tolerancia es muy útil no solo en espacios de trabajo, sino también en nuestra vida diaria, pues hoy en día existen grandes diferencias de opinión y solo esta cualidad puede ayudarnos a conseguir una convivencia pacífica.

Razones para desarrollarla

Ser una persona tolerante tiene beneficios en todas las esferas de la vida, pero específicamente en el ámbito empresarial las ventajas son las siguientes:

  • Ser percibido como un líder justo. Esto significa ser considerado como alguien que no beneficia a sus amigos o que no tiene preferencias entre los miembros de su equipo de trabajo. 
  • Respetar y valorar a cada uno por sí mismo. Como líder es importante ver las capacidades de los demás y valorar aquellas diferencias que hacen un equipo más fuerte y diverso. 
  • Contribuir a un ambiente sano de trabajo. Al ser tolerante se crea un ambiente de trabajo agradable, donde el respeto y la aceptación son parte importante de las dinámicas de trabajo. 

Obstáculos de la vida diaria

Algunos obstáculos que te encuentras en el día a día para aplicar la tolerancia son los siguientes:

  • Preferencias o inclinaciones por ciertas personas o ideas. Ser tolerante requiere disminuir las predisposiciones o favoritismos por ciertas ideas o personas, lo cual es complicado pues naturalmente preferimos llevar a cabo ideas que corresponden con nuestra manera de ver el mundo. Asimismo, nuestras preferencias muchas veces interfieren para escuchar o dar el mismo valor a posturas que se contraponen con la nuestra. 
  • Despersonalización o separación entre las criticas a las ideas y las personas que las proponen.  Uno de los obstáculos para ser tolerante es la dificultad para no asumir que una crítica o desacuerdo hacia una idea personal no es una crítica hacia la persona que tiene cierta idea. 
  • La ignorancia y los prejuicios. Ser tolerante con los demás requiere tener una mente abierta, aceptar la pluralidad y, sobre todo, aceptar que algunas de nuestras ideas son prejuicios. Es decir, que pueden no estar sustentadas o simplemente son erróneas. 

Tener presentes estos obstáculos diarios nos ayudará a conseguir mucho mejor un ambiente de respeto y tolerancia en nuestra oficina.

Consejo de la semana para hacerlo

La tolerancia comienza con el respeto a los demás. El primer paso es reconocer que los demás son personas distintas a nosotros mismos, lo cual implica que tienen ideas, pensamientos y valores distintos. 

El segundo paso es aceptar que el ser distinto a nosotros no conlleva desventajas, sino que incluso puede ser una ventaja. Al contar con diversas perspectivas se puede propiciar un diálogo amigable que resulte en una idea muy creativa e innovadora. 

El siguiente paso para desarrollar la tolerancia es enfocarse en situaciones o ambientes específicos. Por ejemplo, proponerse ser tolerante en el trabajo. Para ello, es importante planear un esquema en el que se acepte la diversidad de ideas y sobre todo la multiplicidad al momento de hacer las tareas. 

Recomendaciones para profundizar: libros o expertos 

La tolerancia explicada a todo el mundo de Roger-Pol Droit. En este texto de la editorial Paidós se aborda el tema de la tolerancia desde una perspectiva filosófica.

Según el autor, la tolerancia es uno de los conceptos claves en la sociedad de hoy en día. Roger-Pol Droit recalca que todos somos diferentes y es imposible que todos concordemos sobre algún tema, por ello la tolerancia es esencial. Además, este valor es aquel que limitará la violencia y los enfrentamientos armados. 

Cuaderno de ejercicios para ser tolerante con uno mismo de Anne Van Stappen. Este libro es una guía práctica para responder la pregunta, ¿qué es ser tolerante con uno mismo?

Anne Van Stappen profundiza en temas interesantes como entender las propias emociones, necesidades y deseos. Además, habla sobre qué son los sentimientos, cómo nos podemos cuidar a nosotros mismos y cómo generar empatía hacia nosotros mismos. Cada uno de los temas que aborda la autora está acompañado de ejercicios y preguntas que detonarán la reflexión sobre temas en los que poca veces nos detenemos a pensar. 

¿Tolerancia o Intolerancia? Desarrollemos una generación libre para conocer la verdad y el amor. En este libro de Josh McDowell y Sean Mcdowell los autores argumentan que la tolerancia es el valor que llevará al mundo actual hacia el amor y la libertad.

Este texto está dirigido a padres, maestros y líderes que deban trabajar y convivir con las nuevas generaciones. 

Para ser completamente tolerante ve extendiendo tu enfoque a más ámbitos, hasta que logres ser tolerante con tus amigos, con tu familia, en el trabajo e incluso con extraños.