Saltar al contenido
estilosdeliderazgo.org

Liderazgo educativo

Liderazgo educativo

Comprender qué es el liderazgo y cómo se puede poner en práctica de forma adecuada es complicado hoy en día, pues es un concepto con muchas aristas. Una manera de aproximarse a ello es tener en mente que hay varios tipos de liderazgo, cada uno tiene sus propias características y está enfocado a una población diferente. Uno de los tipos de liderazgo es el educativo, el cual se enfoca al ámbito escolar o institucional.

A continuación profundizaremos en sus características y mencionaremos algunas de sus ventajas y desventajas.

¿Qué es el liderazgo educativo?

El liderazgo educativo tiene como propósito brindar a las personas la adquisición de  los conocimientos necesarios para desenvolverse profesional y personalmente. Esto no comprende varios años en la vida de una persona, sino que se encuentra presente en toda la vida de los individuos, ya que la adquisición de conocimientos y experiencias es un proceso continuo que comienza con el nacimiento y se extiende a lo largo de la vida.

Los líderes de este estilo de liderazgo buscan que los demás se planteen metas a largo plazo y se enfoquen en conseguir las herramientas necesarias para alcanzar sus objetivos de forma responsable. Además, construyen un ambiente de ayuda mutua en la que todos los miembros del equipo colaboran con diferentes ideas y esfuerzos para alcanzar la meta establecida.

Breve historia del liderazgo educativo

La educación es uno de los ámbitos más importantes en cualquier sociedad, pues es la solución a muchos problemas económicos, políticos y sociales. Además, la actualidad es cada vez más compleja y requiere de personas mejor educadas.

Por eso, los especialistas en el liderazgo han dejado su huella en este ámbito.

El liderazgo educativo se comenzó a trabajar por los filósofos del giro hermenéutico, como por ejemplo Gadamer, quién pensaba que la educación debe preparar a los individuos para la acción. Posteriormente, muchos estudiosos, como Parker, se han enfocado más bien en investigar las cualidades de los líderes más sobresalientes, de tal manera que se intente desarrollar esas mismas cualidades en más personas y así formar líderes.

En la actualidad, Carbone y Volante son algunos de los revolucionarios en el liderazgo educativo. Ellos consideran que el aprendizaje se debe tratar como un fenómeno social y efectivo, es decir, de manera que se impulse las habilidades de los individuos a su máximo potencial.
Algunos otros especialistas consideran que el liderazgo educativo se enfoca más bien a ámbitos escolares y resaltan la tarea de los maestros y profesores de formar personas y de ayudarlos a desarrollar las mejores habilidades emocionales y prácticas.

Algunos de los autores que consideran esto son Elmore y Leihwood.

La realidad es que cada vez más escuelas se enfocan en la formación de líderes y algunas de las preguntas que se hacen son, ¿cómo preparar a los maestros para que ayuden a los alumnos a desarrollarse como líderes?, así cómo ¿cuáles son las habilidades que se deben desarrollar en las personas para formar líderes que guíen al mundo?

El liderazgo educativo también tiene injerencias en los medios empresariales, cada vez son más las compañías o empresas que cuentan con su propia área de capacitación de empleados y los cursos, talleres y conferencias son muy valorados.

Características del liderazgo educativo

Los líderes educativos tienen una postura muy clara sobre la educación, su importancia en la sociedad e incluso sobre algunos procesos exitosos para la educación.

Además, tienen las siguientes características:

  • Mantienen un pensamiento positivo
  • Son perseverantes
  • Identifican los objetivos de la educación y crean planes para alcanzar dichos objetivos
  • Consideran que la educación es el camino ideal para transformar la sociedad
  • Tienen habilidades de coordinación y organización de proyectos
  • Cuentan con buenas habilidades de comunicación
  • Fomentan la mejora continua de todas las personas a su alrededor
  • Consideran que todas las personas son capaces de aprender
  • Están acostumbrados a recibir retroalimentación
  • Tienen compromiso con el desarrollo personal, social y cultural de los demás.

Ventajas

  • Un líder educativo concientiza a los miembros de su equipo para especializarse en su ámbito profesional, lo cual crea trabajadores más comprometidos y más capaces para realizar las tareas necesarias en una empresa.
  • El hecho de que el líder se encuentre capacitado para llevar a cabo su tarea ayudará a la toma de decisiones de la empresa, las cuales serán más acertadas y tendrán en cuenta los riesgos implicados en las decisiones.
  • Cuando los miembros de una empresa están actualizados en los temas concernientes a su empleo son capaces de proponer ideas que renueven y hagan competente a la institución.
  • El hecho de que la mayoría de los empleados se especialicen en su profesión creará un clima laboral colaborativo y de confianza, ya que cada uno de los empleados conocerá el área de expertise de los demás.

Desventajas

  • No todos los miembros de una empresa están dispuestos a utilizar su tiempo libre para estudiar y capacitarse en su profesión.
  • Cada persona aprende de manera diferente y bajo diversos incentivos, por lo cual el líder difícilmente tendrá en cuenta todas las motivaciones de los empleados.
  • El liderazgo educativo representa procesos a largo plazo, por lo que no es una buena medida para cumplir objetivos inmediatos.

Biografía breve de María Montessori, líder educativo

María Montessori es el ejemplo de una líder educativa porque dedicó su viva a reformar la enseñanza de las escuelas de todo el mundo.

María nació en agosto de 1870 en la ciudad de Chiaravalle, Italia. Su educación fue muy elevada, las mujeres de su tiempo casi no estudiaban, sin embargo ella fue a la universidad de Roma y estudió medicina.

¡Fue la primera mujer médico de su país! Su interés residió en psicología y filosofía y desarrolló un estudio muy detallado de las enfermedades mentales.

María Montessori tuvo que exiliarse a otros países de Europa pues acusó públicamente al gobierno de Mussolini de formar a la juventud con modelos erróneos. Tras algunos años, volvió a Italia y estuvo muy involucrada en el replanteamiento de la educación de su país.

Su filosofía para diseñar los planes de estudios era de corte humanista y su prioridad era la libertad de los individuos. Ella defendía que los niños necesitan ser respetados y ayudados a lo largo de su proceso de aprendizaje.

De hecho, se enfocó en enseñar a leer y escribir a los niños que tenían enfermedades mentales.

La labor más reconocida de María Montessori fue fundar la Casa de los Niños, en la que puso en práctica su método de enseñanza. Ella creía que los niños eran capaces de autorregularse con solo controlar ciertos elementos del ambiente.

En su últimos años de vida publicó el libro The Absorbent Mind, donde dio a conocer sus observaciones educando a niños con enfermedades mentales y plasmó sus ideas sobre la educación. Este libro revolucionó la educación de todo el mundo.

La líder murió con 82 años en 1952, tras una vida dedicada a la educación.

¿Cuándo usar el liderazgo educativo?

Ya sea en la creación de una empresa o mientras esta se mantenga pequeña, utilizar el liderazgo educativo puede ser muy eficaz para cumplir metas a corto y mediano plazo que ayuden en el crecimiento de la empresa.

¿Cuándo no usar el liderazgo educativo?

En empresas grandes es difícil llevar a cabo el liderazgo educativo, pues necesita un amplio conocimiento de cada uno de los individuos para acompañar metas personalizadas, además de ello, no será eficiente en una empresa que trabaja sobre metas a largo plazo.

Qué se espera del empleado de un líder educativo

El liderazgo educativo representa un área de muchas responsabilidades, pues educar a las demás personas es una de las tareas con más repercusiones en el mundo. Por ello, un líder educativo espera que sus empleados, quienes son maestros, sean conscientes de su tarea en el mundo.

Un líder educativo espera que aquellas personas que se dedican a formar a los demás tengan una visión humanista de la educación, en el sentido en el que estén comprometidos con ayudar a otros seres humanos a aprender y desarrollar su potencial.

Esta visión se contrapone con los instructores, quienes buscan más que nada dar información sin formación.

Además del compromiso y responsabilidad, un líder educativo esperará que sus colaboradores sean empáticos y pacientes, pues la educación es un proceso que requiere mucho esfuerzo, tiempo y personalización.

Los resultados no se verán a corto plazo, pero con un poco de paciencia se notarán en grandes acciones.

La tercera característica que se espera de las personas dedicadas a la educación es que ellos mismos reconozcan sus limitaciones y estén en constante aprendizaje. Es decir, que acepten que no tienen todos los conocimientos de un área, estén abiertos a dialogar y aprender con otros.

El liderazgo con el que combina o contrasta

En realidad, el liderazgo educativo combina con todos los estilos de liderazgo, pues el capacitar y brindar herramientas de mejora a las personas es un aspecto importante en casi todos los tipos de liderazgo.

El estilo del liderazgo educativo se enfoca en resaltar el trabajo en equipo, la colaboración, la tolerancia y el respeto, todas estas son habilidades muy valoradas para el coaching empresarial, el liderazgo democrático e incluso también para estilos de liderazgo más rígidos como el liderazgo burocrático, autocrático o autoritario.

Recomendaciones para profundizar: libros

Diálogos sobre el liderazgo educativo. Este texto de David Harris y John West-Burham tiene el propósito de de brindar herramientas para propiciar el diálogo entre los líderes de la educación.

Algunas de las estrategias que proponen son el diálogo como mecanismo de aprendizaje y comunicación efectiva, la definición de una estructura y cultura del centro educativo, la visión a futuro y la planificación de futuros escenarios. A través de este texto los autores proponen un estilo de aprendizaje basado en proyectos para que el conocimiento se relacione con el mundo.

Cómo liderar nuestras escuelas. Aporte desde la investigación de Kenneth Leithwood es una publicación que refleja la preocupación por el liderazgo en la educación en un contexto latinoamericano, en específico en Chile.

El autor abunda sobre el liderazgo educativo y presenta los resultados encontrados en la investigación sobre los efectos de este estilo de liderazgo en las organizaciones educativas, en los alumnos, en la solución de problemas y en las esferas emocionales de los profesores.

Sin duda, es una investigación muy completa y rigurosa que aporta datos precisos sobre cómo el liderazgo influye en la educación.

¿Con cuál comenzarás a informarte más?