Saltar al contenido
estilosdeliderazgo.org

Liderazgo efectivo

Liderazgo efectivo

Un buen líder es aquella persona que sabe cómo controlar una situación y cómo hacer que varias personas trabajen en conjunto siguiendo su guía. Pero no hay que olvidar que lo más importante de ser un buen líder es alcanzar los objetivos establecidos.

El estilo de liderazgo efectivo se enfoca precisamente en esto: en cumplir las metas. Por ello, hablaremos sobre qué es este estilo de liderazgo, cómo ponerlo en práctica y cuáles son sus ventajas y desventajas.

Breve historia del liderazgo efectivo

Un líder no es solamente aquel que tiene la autoridad para tomar decisiones, no necesariamente es aquel que tiene un puesto superior, más bien es aquel que guía y motiva a otras personas a perseguir un camino o meta.

Lo anterior se nota en la historia del liderazgo efectivo, pues los primeros reyes -al menos en Occidente – eran “elegidos por dios” para gobernar. En cambio, los buenos líderes hoy en día son personas que se han esforzado por desarrollar sus habilidades de liderazgo y sobre todo personas que se han ganado el respeto de su equipo.

Dicha transformación respecto a la idea de líder comenzó cuando varios historiadores se dedicaron a recopilar la historia de los grandes héroes y se dieron a la tarea de examinar su cualidades de liderazgo.

Los estudiosos se dedicaron responder la pregunta ¿qué hace que ciertos hombres sean grandes líderes?

Tiempo después, con el auge de la Revolución Industrial muchos dueños de fábricas pusieron énfasis en la administración de recursos tanto físicos como humanos, lo cual fue una gran contribución al liderazgo. Además, años después creció el énfasis en los estudios científicos, así que investigaciones más objetivas también alcanzaron el ámbito del liderazgo.

Por ejemplo, varios sociólogos, antropólogos y psicólogos se dieron a la tarea de estudiar los efectos del
liderazgo en la eficiencia y efectividad de los empleados.

Hoy en día continúan los estudios sociológicos, antropológicos y científicos del liderazgo y también existe una gran tendencia en el desarrollo de técnicas y estrategias que permitan el desarrollo de las habilidades de liderazgo.

¿Qué es el liderazgo efectivo?

El liderazgo efectivo se enfoca en lograr los resultados deseados, es decir, lo primordial es alcanzar los éxitos tanto personales como grupales. Es un estilo de liderazgo más práctico, en el sentido de que los empleados son libres de establecer cómo trabajar y en qué tiempos hacerlo, lo único que el líder pide es que los objetivos se cumplan con gran calidad.

¿Cómo ponerlo en práctica?

Lo más importante para poner en marcha este tipo de liderazgo es que todos los integrantes de la empresa compartan los mismos objetivos. De esta manera, todos trabajarán dando su máximo esfuerzo y tendrán la filosofía del ganar-ganar. Además, el líder debe recordar continuamente a los miembros de su empresa que la meta en común le dará beneficios a todos y no a unos cuantos, de esta manera los empleados estarán motivados y se esforzarán continuamente.

Un líder que lleve a cabo el liderazgo efectivo debe enfocarse en cultivar ciertas habilidades personales. Sobre todo, en desarrollar una capacidad estratégica. Esto quiere decir que debe poder adaptarse a los cambios del mercado y ajustar sus planes en cuanto a ellos. Para establecer buenas estrategias de acción es importante analizar la empresa de forma que el conocimiento interno de su funcionamiento permita aprovechar al máximo los recursos tanto económicos como humanos.

Como lo más importante es lograr los resultados propuestos, resulta necesario que los tiempos de acción estén bien organizados, de forma que el trabajo de cada día se convierta en un paso más cercano para alcanzar las metas.

Características del liderazgo efectivo

Las características de este estilo de liderazgo son las siguientes:

  • Está enfocado en resultados. La prioridad del liderazgo efectivo es alcanzar metas, romper paradigmas y obtener ganancias.
  • Aprovechar las oportunidades. Los líderes efectivos saben detectar oportunidades, evaluarlas y adaptar su empresa para aprovecharlas.
  • Maximiza las habilidades. El liderazgo efectivo identifica cuáles son las mejores habilidades de los integrantes del equipo y los ayuda a maximizarlas y así ver mejores resultados.
  • Comparte la información. Una de las prioridades del buen liderazgo es que todos los integrantes conozcan cuál es la meta, así que los líderes comparten con sus empleados toda la información necesaria para que tengan visibilidad del estado de la compañía.

Ventajas y desventajas del liderazgo efectivo

 Como en todos los estilos de liderazgo, el liderazgo efectivo conlleva ciertas ventajas y desventajas:

Ventajas

Algunas ventajas son las siguientes:

  • Todos los miembros de la empresa comparten la misma meta
  • El trabajo en equipo se fortalece
  • Los empleados están muy motivados
  • Los empleados son libres de establecer sus propias formas de trabajo
  • Normalmente se alcanzan los objetivos a corto y mediano plazo

Desventajas

Algunas desventajas son:

  • A veces el ambiente de trabajo se vuelve muy competitivo
  • Es muy fácil perder de vista qué acciones son éticas y cuáles no, pues lo importante es alcanzar las metas
  • El líder valora a sus empleados por la cantidad de metas alcanzadas
  • Los miembros del equipo pueden perder fácilmente la motivación, por lo que alcanzar metas a largo plazo se vuelve más complicado

Como podemos ver, hay momentos donde este liderazgo es excelente, mientras que en otras no se recomienda.

Qué se espera del empleado de un líder efectivo

Como lo mencionamos anteriormente, el liderazgo efectivo está orientado a cumplir las metas, por lo cual este tipo de líder valorará todas las acciones que conduzcan a alcanzarlas.

Por ejemplo, hacer que los procesos de trabajo sean más cortos, más rápidos y menos burocráticos.

Los líderes que trabajan bajo el esquema del liderazgo efectivo buscan que sus empleados se comprometan con la meta y enfoquen todos sus esfuerzos a alcanzarla. Por eso, prefieren que sus colaboradores sean prácticos, creativos y que tengan confianza para comunicar sus ideas.

Un empleado de un líder efectivo se acomodará muy bien si es autodidacta y tiene iniciativa.

Biografía de una líder que aplicó el liderazgo efectivo

Indra Krishnamurthy Nooyi, líder de Pepsico, es una mujer ejemplar que ha puesto en práctica el liderazgo efectivo.

Ha logrado que Pepsico aumente sus ventas como nunca antes. Hoy en día es considerada como la empresaria más poderosa del mundo y como una líder con gran visión.

Indra nació al sur de La India. Su padre era contador y su madre ama de casa. Ella decidió estudiar física, química y matemáticas en la universidad y posteriormente hizo una maestría en Gestión en la Universidad de Yale. Su primer trabajo empresarial fue en Boston Consulting Group donde aprendió mucho y emprendió su carrera.

En 1994 comenzó a trabajar en Pepsico. Su trabajo eficiente le ayudó a ir ascendiendo en la compañía; fue vicepresidente Senior y directora financiera en pocos años. Trabajó muy de cerca con el director, quien descubrió y apoyó las habilidades de Indra.

A sus 42 años logró ser la primera mujer en ser CEO de esta compañía. Sus primeras acciones fueron reintegrar la
compañía tanto en su estructura interna como en la visión de los productos.

Indra Krishnamurthy se dio cuenta de que las necesidades del mercado requerían crear productos más saludables y con bajo impacto ambiental, así que comenzó a cerrar tratos multimillonarios y a adquirir nuevas compañías.

Sus acciones como líder lograron incrementar las ganancias en un 72%. Además, una de sus más importantes contribuciones a Pepsico es la idea de “negocios con propósitos”. Esta idea consiste en diseñar planes de negocios donde los productos que se oferten generen ganancias para la empresa, pero también un impacto positivo para las comunidades.

En el 2006, tras 12 años de ser CEO de Pepsico, Indra Nooyi dejó su puesto y se retiró como una de las mejores líderes del mundo.

El liderazgo con el que contrasta

Tanto el liderazgo burocrático como el liderazgo dictatorial contrastan con el liderazgo efectivo.

El primero se distingue porque pone más énfasis en el seguimiento de los procesos establecidos, mientras que el liderazgo efectivo prefiere la simplicidad y lo práctico.

Además, el liderazgo burocrático concentra el poder en unos cuantos, mientras que el liderazgo efectivo
reparte las responsabilidades y la toma de decisiones.

Por otra parte, el liderazgo dictatorial también se contrapone al liderazgo efectivo, de hecho sus prioridades son contrarias.

El liderazgo dictatorial da poca libertad de decisiones y poco espacio a la creatividad de los miembros del equipo. En cambio, el liderazgo efectivo valora la diversidad de opiniones y promueve la proposición de ideas y proyectos. Asimismo, el liderazgo dictatorial prefiere las relaciones jerárquicas y valora a los empleados que tienen más
experiencia; mientras que el liderazgo efectivo valora la novedad y la actualización de ideas.

Recomendaciones para profundizar


Liderazgo efectivo centrado en la persona, basado en la influencia y ejercicio con sensatez. Escrito por Nureya Abarca y Nicolás Majluf, en este texto los autores argumentan que los líderes actuales sufren de falta de confianza, la cual responde a su deficiencia por responder a los problemas globales.

Por ello, Nureya y Nicolás replantean algunos de los conceptos más básicos del liderazgo, en específico del liderazgo efectivo. Los autores proponen que un líder debe relacionarse con su entorno, sobre todo si su labor modificará el status quo. Además, proponen que la perspicacia y la sensatez son las habilidades que deben guiar sus acciones, de
tal manera serán capaces de entender lo que ocurre a su alrededor y reaccionar de manera mesurada.

Liderazgo efectivo de Arlen Etling. Este texto de la editorial Trillas explora el tema del liderazgo resaltando la necesidad de líderes efectivos en todos los ámbitos de la vida diaria. Por eso, propone una serie de técnicas para que los lectores desarrollen sus habilidades de liderazgo.

Los temas que se abordan en este libro son primordiales, desde los hábitos y actitudes que favorecen el liderazgo, el trabajo en equipo, el manejo de la identidad grupal, la resolución de conflictos, hasta cómo realizar proyectos y cómo guiar reuniones formales o informales.

Liderazgo público efectivo. Cómo dirigir las instituciones públicas de forma efectiva. David Villanueva se dio cuenta del reto que implican las instituciones públicas y que al trabajar en este tipo de organizaciones los líderes se enfrentan a retos muy particulares. Así es como el autor realiza una revisión teórica de cómo se pueden generar las condiciones para incentivar la participación ciudadana en temas de mutuo interés.

Para ello, Villanueva profundiza en el liderazgo visionario, facilitador y energetizador. Además, el autor agrega ejemplos de su propia experiencia como líder de la Auditoría Superior del Estado de Puebla. Este texto es un
parteaguas para el liderazgo público efectivo.

Es importante conocer nuestra empresa y las metas planteadas con el fin de elegir el estilo de liderazgo adecuado para ella.