Saltar al contenido
estilosdeliderazgo.org

Liderazgo ético

Las acciones del líder son un ejemplo para los demás, por ello su actuación influye en la empresa de manera significativa. Lo más recomendable es que un líder se rija por las normas de la ética y la corrección moral, siguiendo así el liderazgo ético.

A continuación te daremos a conocer qué es el liderazgo ético, cómo ponerlo en práctica y finalmente enumerarnos algunas ventajas y desventajas de implementarlo.

Breve historia del liderazgo ético

El origen del liderazgo ético es complicado de rastrear. En general la ética como la conocemos hoy en día se remonta a los filósofos griegos Sócrates, Platón y Aristóteles.
Estos filósofos consideraban que los líderes debían tener ciertas virtudes éticas como templanza, honestidad, valentía y justicia. 

Muchos años después, en los siglos XIX y XX surge la preocupación por saber cuáles son los rasgos de personalidad de los líderes. Posteriormente, los estudiosos se enfocaron en la identificación de diversos estilos de liderazgo y más tarde se dieron cuenta de que las situaciones laborales también influyen en el tipo de liderazgo que se emplea en una compañía. 

El liderazgo ético tuvo más auge en los años 90, gracias a autores como Velásquez, quien pensaba que los gerentes o líderes desarrollan ciertas virtudes para guiar grupos con éxito. También, Odera Oruka, un pensador africano, estudió la organización de las antiguas tribus y propuso los valores de los sabios.  

Otra de las voces de este estilo de liderazgo es Al-Farabi, un islámico que retomó la postura de Platón y argumenta que los líderes deben ser personas de acción y poder, pero sus acciones deben estar inspiradas en aquello que es mejor para la comunidad y no sólo para sí mismo.

Biografía breve de un líder ético

San Juan Bautista de la Salle es uno de los ejemplos más notorios de líder ético, pues su vida se centró en la educación de niños de bajos recursos.  Utilizó la mayoría de su tiempo, inteligencia y recursos para educar a aquellos niños que no tenían acceso a la educación. 

Nació en 1651 en Reims, Francia y desde los 10 años sabía que se quería dedicar a los estudios religiosos, por lo que comenzó a prepararse para ser sacerdote.

Lamentablemente, cuando tenía 19 años quedó huérfano, por lo que tuvo que encargarse de sus 6 hermanos y enseñarles a leer y a escribir. 

A los 27 años de edad fue ordenado sacerdote tras haberse graduado como Teólogo de la Sorbona. Al ser ordenado prefirió comenzar a educar a los niños de bajos recursos, quienes tenían poco acceso a la educación.  

Al comenzar a educar decidió hacerle cambios a la educación tradicional.

En esa época se enseñaba a los niños en latín y San Juan Bautista decidió que era mejor enseñar en francés, su lengua materna. Así mismo, se dio cuenta de que era posible enseñar a los niños en grupo y no de manera personal como se hacía hasta ese entonces. 

San Juan Bautista se dio cuenta de que su método de enseñanza era muy exitoso y que al enseñar a otros maestros a utilizarlo podría ayudar a más niños. Por eso, en 1685 fundó la primera escuela para maestros.

La fama que este grupo de maestros tuvo creció rápidamente, tanto que los conocieron como hermanos de las escuelas cristianas. 

La vida de este educador no estuvo libre de obstáculos. A pesar de venir de una familia adinerada la mayoría de su vida vivió en la pobreza, pues invirtió todo su dinero en la educación de los niños. Al mismo tiempo, muchas personas no estaban de acuerdo con sus reformas educativas y recibió muchas críticas. 

San Juan Bautista de la Salle es un buen ejemplo de líder ético; su sistema de educación ha prevalecido hasta nuestros tiempos, la comunidad de maestros que fundó ahora es de talla internacional y es reconocida por su enfoque en valores e integridad.

Este líder ético es un gran ejemplo de lo que se busca alcanzar con este estilo de liderazgo.

¿Qué es el liderazgo ético?

El liderazgo ético se trata de guiar e influir a los demás poniendo como prioridad que todos conduzcan sus acciones de acuerdo con los objetivos y valores de la empresa. Además, este estilo de liderazgo busca que el líder sea una autoridad moral, no solo empresarial.

Cuando un líder se rige por el liderazgo ético tiene una conducta apropiada, hace lo correcto moralmente, respeta los derechos y la dignidad de todos los empleados. Asimismo, establece normas y pautas para ayudar a los demás a discernir qué acciones se deben realizar y cuáles no. El liderazgo ético genera una cultura de confianza y respeto a los demás y a su entorno.

Características del liderazgo ético

Los líderes que utilizan el liderazgo ético tienen muchos retos y preocupaciones. Por un lado, deben tener habilidades de administración y alcance de metas, y por el otro deben desarrollar una preocupación genuina por el bienestar de sus empleados.

Los líderes éticos tiene las siguientes características: 

  • Establecen valores propios como la honestidad y el respeto y hacen el esfuerzo de inculcar dichos valores en una organización
  • Son muy rigurosos en aquellos principios que mueven la organización y no dejan pasar ninguna falta a dichos principios
  • Los líderes éticos normalmente son vistos como modelos de la acción y del actuar bajo estos valores
  • Para fomentar el seguimiento de actitudes y acciones éticas, los líderes de este estilo tienden a recompensar a los empleados que sepan cómo ajustarse a los valores de la compañía.

¿Cómo ponerlo en práctica?

Un líder que valore la ética empresarial debe actuar con humildad, es decir, no debe sentirse superior a los demás y debe procurar dar a cada quien su lugar, otorgando importancia al trabajo de cada uno de sus empleados.

La transparencia es una de las característica más importantes del liderazgo ético, es necesario dar razón de los procesos y decisiones que se lleven a cabo, de manera que todos los empleados conozcan por qué se prefirió una situación sobre otra.

Además de todo, un líder ético tiene como objetivo ser prudente, es decir, encontrar un punto medio entre el defecto y el exceso, además de buscar ser justo con los clientes y los empleados dando a cada quien lo que le corresponde según su trabajo y esfuerzo.

El liderazgo ético da prioridad a la honestidad, sentido de comunidad, respeto, justicia y congruencia antes que al dinero, las relaciones de poder y los beneficios personales.

Ventajas del liderazgo ético

* Se evita la desigualdad y preferencia de unos sobre otros

* Cuando hay un problema se tienen ciertas pautas morales que orienten qué se debe hacer y qué no.

* Los clientes confían en que la empresa realizará su trabajo con calidad y transparencia

* Se incrementa la colaboración y el trabajo en equipo

* Se tiene un buen ambiente de trabajo

* Tanto el líder como la empresa y los empleados crean una buena reputación en el medio empresarial

Desventajas 

  • No todos los individuos están dispuestos a trabajar bajo la corrección moral, pues muchas veces es un camino más complejo y lleno de obstáculos
  • Muchas veces los clientes no le dan importancia al carácter ético de las negociaciones, por lo que dan preferencia a aquellos que no tienen límites éticos
  • Si no se actúa de forma ética en una ocasión, entonces se da pie a que las reglas se rompan constantemente.

Qué se espera del empleado de un líder ético

Los líderes éticos esperan que sus empleados comprendan la importancia de los valores de su empresa y realicen sus acciones con base en ellos.

Buscan empleados con gran ética profesional y responsabilidad ante sus tareas. 

Asimismo, los líderes éticos están interesados en trabajar con personas que personalmente tengan conciencia social, participen en actividades que ayuden a la comunidad y conduzcan sus acciones bajo parámetros éticos. 

Los líderes éticos buscan que sus empleados no solo sigan su ejemplo de acciones éticas, sino que ellos mismos se posicionen como modelos de rectitud profesional y personal.

El liderazgo con el que combina

El liderazgo ético combina con el liderazgo educativo porque ambos están centrados en las personas.

Ambos estilos de liderazgo se interesan por fomentar el trabajo en equipo, el respeto ante la diversidad, la tolerancia y otros valores que ayudan a la convivencia social en cualquier organización pública o privada. 

Además, ambos estilos de liderazgo nacieron del pensamiento de los filósofos, psicólogos y humanistas interesados en el bienestar físico y mental de las personas. Tanto el liderazgo ético como el liderazgo educativo propician el aprendizaje constante, el mejoramiento personal y el desarrollo de habilidades que ayuden al crecimiento profesional.

Recomendaciones para profundizar

Liderazgo ético. La sabiduría de decidir bien. Este texto de Alfred Sonnenfeld fue publicado por la editorial Encuentro.

Se trata de una lectura muy amena en la que el autor escribe sobre cómo guiar la vida propia con base en valores y virtudes. Alfred Sonnenfeld propone que actuar con base en un código ético es una prioridad.

Para argumentar su postura abunda sobre las preguntas: ¿en quién deposito mi confianza?, ¿cómo conocerte a ti mismo?, ¿cómo ser buena persona? y ¿por qué el bueno es virtuoso?

Liderazgo ético. La emergencia de un nuevo paradigma de Francesc Torralba. En este texto el autor argumenta que ser un líder hoy en día es una tarea tan compleja que para muchos puede causar temor enfrentarse a tantos retos.

Para combatir estos obstáculos lo que se debe hacer es formar el carácter de los líderes, formar su ethos.
El autor considera que hay una falta de formación de este ethos en las nuevas generaciones y, por eso, las compañías prefieren extender la vida profesional de los antiguos líderes en lugar de impulsar a líderes más jóvenes. 

The Ethics of Leadership de Joanne B. Ciulla es una lectura necesaria, si lees en inglés.

La autora es una de las autoridades en este tema y se encarga de establecer parámetros de ética empresarial. En este texto, Joanne escribe sobre los retos de poner énfasis en la ética empresarial en los diversos ambientes profesionales.

En otras palabras, la autora abunda sobre cómo desarrollar una cultura de ética en instituciones de gobierno, compañías privadas e incluso en asociaciones sin fines de lucro. 

Humanizando las organizaciones del siglo XXI: Líder 3C: Cómo lograr una empresa humana y rentable de Guillermo Mata. Este texto es ideal para las personas que alguna vez han sentido que deben elegir entre generar más ganancias y mantener una ética profesional.

El autor responde a las preguntas: ¿!ué se requiere para un liderazgo auténtico y eficaz?, ¿cuáles son los retos de los siguientes años en temas de liderazgo?, ¿cómo podemos dirigir mejor a los equipos? y ¿cómo encontrar un
equilibrio entre las empresas rentables y humanas?

Conociendo las características de este estilo de liderazgo, es importante considerar cuál liderazgo es el más apropiado para tu empresa.